Mamas&Papas

Los deberes y las extraescolares

Después de las vacaciones, tu hijo/a ha pasado de tener “todo el día para él/ella” a tener que entrar, de un día para otro, en la dinámica férrea de las 12 horas consecutivas de actividades ordenadas en la escuela y fuera de ella. … Y cuando llegan a casa después de tal recorrido le preguntamos: “- ¿ Tienes deberes?”. … Una crueldad según se mire.

Leer más

Ir a la guardería

La guardería supone la primera salida del niño de su entorno más próximo. Supone también el momento de empezar a asimilar los diferentes aprendizajes y, lo que es más importante, el inicio de la relación con sus iguales (sus compañeros). El niño pasa de ser el protagonista a ser uno más dentro de un colectivo y esto puede crearle cierto desasosiego, pero es del todo aconsejable estimular procesos de socialización cuanto antes.

Leer más

Enseñar a decir no

Decir NO implica expresar nuestro desacuerdo, sin herir a los demás, pero sin sentirnos avasallados o mal.

Cuando somos capaces de decir no, somos más libres, pues llevamos el control de nuestras cosas, nuestro tiempo, nuestro cuerpo y nuestras decisiones. Decir no es un derecho: no necesita de explicaciones o razones.

Leer más

Los padres y los deberes en verano

Mejor comenzar cuanto antes la realización de los “cuadernos de vacaciones”. De esa manera no se producirá una ruptura (en el tiempo) con el ritmo escolar. Asimismo, el horario de los deberes que se hace durante todo el año se debería mantener, en la medida de lo posible, durante este tiempo.
Mejor a primera hora de la mañana (las horas más frescas), después de desayunar y antes de comenzar otras actividades, de hecho, se deben condicionar éstas a la realización de aquellas.

Leer más

Padres y Ansiedad Infantil

“La vida está llena de momentos difíciles y de momentos bellos. Debemos aprender de todos ellos.”
Procura ser consciente de cómo manejas los problemas y administras medidas disciplinarias.
Recuerda que la ansiedad no es un mal comportamiento a propósito, pero que refleja una inhabilidad de controlarlo. Por lo tanto, se paciente y procura estar preparado para
escuchar. Ser demasiado crítico, despectivo, impaciente o cínico, probablemente sólo empeorará el problema.

Leer más